domingo, 11 de febrero de 2007

El "festejazo" de Nancy y Pablo


Nancy Dupláa y Pablo Echari vivieron la noche más feliz de sus vidas junto a la gente que quieren, sus amigos, su familia, sus compañeros de trabajo... En una velada que mezcló emociones y sueños, los dos disfrutaron del momento que con tanta dedicación habían programado.

La cita era a las 21 hs en el Tattersall de Palermo, el gran camino de alfombra roja estaba listo y el vallado que protegía a los invitados también.

De manera prolija, se había armado un circuito para que los invitados pudieran acceder al salón sin ser "captados" por la prensa. Por tal motivo, aquellos que quisieran dialogar con los medios no tenían más que acercarse hasta ellos y los que no, seguían de largo, regalandoun mínimo saludo, tal fue el caso de Joaquín Furriel y Paola Krum, Alejandro Fiore, parte del elenco de "Montecristo" y Graciela Borges entre otros.

Después estuvieron quienes se acercaron a hablar, como Viviana Saccone que se mostró muy feliz de estar invitada y agregó: "ellos hacen una pareja muy linda, se nota que se aman y se merecen lo mejor".

Así como Susana Giménez no pudo llegar por encontrarse en Miami, quien sí estuvo presente y junto a su nieto Nacho Viale, fue la señora Mirtha Legrand, quien viajó especialmente desde Mar del Plata, para estar junto a Nancy y Pablo en una noche tan especial.

Más de 50 mozos tuvieron a su cargo la atención de los invitados y no faltó la guardia de seguridad que recibió a los invitados y los acompañaba hasta una combi que los trasladaba desde la entrada al Tattersall hasta el salón.

Entre los invitados también estuvieron Carolina Pelleritti, Eugenia Tobal, Mario Pasik y su mujer, Claudia Maradona y muchos más.

Cerca de las doce de la noche, Nancy y Pablo salieron a saludar a la prensa y a la enorme cantidad de gente que los esperaba en la puerta. Los recién casados se sintieron conmovidos por el público que los esperó sin importar el tiempo simplemente para darles su bendición.

Una noche inolvidable para la pareja que a partir de ahora no comienza a transitar un nuevo camino... sino que continúa andando por la senda del amor.